Make your own free website on Tripod.com

Home

Una historia de fe

Todos conocemos la historia de David y Goliat, sin embargo no muchos contemplamos el alcance de la fe de este pequeño pastor.

Goliat el guerrero

Este personaje era descendiente de los antiguos habitantes de Gat ,de la palestina que tenían fama de ser gigantes, según nos cuenta la Biblia en el A.Testamento.

Pues bien, Goliat era un guerrero filisteo que media aproximadamente 2 metros 95 centímetros, de estatura , nos cuenta la Biblia que su lanza era como un rodillo de telar , estaba casi entero cubierto de bronce, era un guerrero de tomo y lomo.

David, el pequeño pastor

David, era israelita , hijo de Isaí, había sido ungido por voluntad de Dios para ser rey, la Biblia nos cuenta que el Espíritu de Dios moraba en él (1 Samuel 16:13), su contextura física era estrecha, pero fuerte, de acuerdo a lo que se nos dice, ya que era muy joven pero su trabajo requería de vez en cuando fuerza ya que en el cuidado de las ovejas de su padre, él debía defenderlas de las fieras del campo como le contaría mas tarde al Rey Saúl.

La batalla

Al ver que el filisteo agraviaba al pueblo de Dios y a Dios mismo, David (como tenia el Espíritu de Dios), siente celo por el nombre de Dios y del pueblo ofendido por este pagano, y al ver que nadie enfrenta al gigante, él mismo se ofrece para luchar con él, entonces luego de un debate, de los señores de la guerra, le dejan ir a combatir, primero le quieren dar indumentaria de soldado y al probar moverse con ella, decide ir a la batalla con dos elementos solamente:

a).-Su fe en Dios y b).- 5 piedras de río en su zurrón.

La fe que mira desde arriba.

Los entendidos en combate dicen que si David fallaba en su primer intento con la piedra no tendría oportunidad de cargar de nuevo la onda y disparar nuevamente su pedrada.

Entonces porqué, David cargó 5 piedras si sabía que no tendría oportunidad al fallar el primer intento?. He aquí una respuesta:

a).- David sabía que no fallaría ( 1 Samuel 17:46).

b).- David vio que el gigante no estaba solo, que en las filas del ejercito había 4 gigantes mas, que fueron muertos cuando David era rey, como vemos en 2 Samuel 21.15-22).

c).- David cargó una piedra por cada gigante.

Entonces ahora comprendemos porque la escritura menciona que el espíritu de Dios estaba en David, Dios no deja nada al azar.

Conclusión

Como David debemos enfrentar el problema como lo que es, pero antes de pensar en lo grande que es nuestro problema, pensemos en lo grande que es nuestro Dios.

Es decir, debemos descubrir la verdadera medida de nuestra fe, y si es poca debemos concentrarnos en pedir mas fe al Señor.

Y por último, hagamos el siguiente ejercicio, no son solo palabras sino algo verdadero:

"No contemos a Dios los problemas que tenemos, (porque ya los conoce), sino mas bien, contémosle a los problemas de el Dios que tenemos".

Al hacer esto, descubriremos el verdadero Dios al cual adoramos y servimos.

 

Dios nos ayuda a tener mas fe. Hno. Claudio Nuñez F: